Ojalá estés leyendo esto con la luz del día, porque si no es así seguro tendrás que dormir con la luz   prendida.Te traemos las 8 leyendas más espeluznantes que han ocurrido en la ciudad de Guadalajara.


 


1.- La monja del hospital civil


El Hospital Civil de Guadalajara, Fray Antonio Alcalde uno de los más antiguos del País. La vida y la muerte   están presentes en su interior todos los días. 


Una de las historias más sonada del lugar es que Sor Manuela Lozano Mendoza, llegó a trabajar a este hospital en el año de 1968. Fue tanta su dedicación y entrega por su trabajo que en solo dos años se convirtió en jefa de enfermeras de la institución. Sor Manuela dedicó 24 años de su vida al hospital y siempre se distinguió por ser servicial y por su constante actualización profesional. En marzo de 1994, Sor Manuela falleció víctima de cáncer.


Poco tiempo después de que Sor Manuela falleciera, varios pacientes comenzaron a compartir una historia parecida: por las noches, una monja muy amable había llegado a sus camas para revisarlos y atenderlos. Algunos pacientes incluso aseguran que hablaron con ella y que la monja se dedicó amablemente a cambiarles el suero y asistirlos, pero al amanecer y platicarlo se quedaban helados al darse cuenta que tal monja no estaba en el hospital o por lo menos no estaba viva.


 


2.-El reloj de la muerte del hospicio Cabañas.


Uno de los primeros relojes instalados en la ciudad de Guadalajara fue el de la fachada del hospicio Cabañas. Este reloj al principio fue una novedad y causó admiración entre los habitantes de la ciudad.


Al poco tiempo de que lo instalaron, el reloj comenzó a presentar una falla, sin explicación aparente se detenía y no volvía a funcionar hasta después de un rato. El reloj se seguía deteniendo aleatoriamente, no pasaba a diario ni a la misma hora pero pronto las monjas del hospicio notaron un patrón: cada vez que el reloj se detenía uno de los niños moría.


El reloj fue bautizado como el Reloj de la Muerte y fue tanto el miedo que causó que en 1952 terminaron por quitarlo y destruirlo.


 


3. El árbol del vampiro.


Hace muchos años llegó a Guadalajara un hombre misterioso, que siempre vestía de negro y solo salía por las noches. A partir de su llegada comenzaron a encontrarse los cuerpos de animales, jóvenes y niños desangrados y con dos pequeñas marcas en el cuello. Las víctimas siempre eran atacadas de noche por lo que rápidamente empezó el rumor de que había un vampiro en la ciudad.


Los vecinos comenzaron a sospechar del hombre misterioso y un día, hartos de vivir con miedo, decidieron tenderle una trampa y atraparlo. Le enterraron una estaca en el pecho y luego lo llevaron al panteón de Belén para enterrarlo; como precaución pusieron varias lápidas pesadas sobre la tumba del vampiro. Meses después del suceso las lápidas sobre la tumba comenzaron a romperse y la gente notó como un árbol crecía lentamente desde adentro de la tumba.


El árbol del vampiro todavía está en el panteón y se cree que nació de la estaca clavada en el pecho del vampiro. Según la leyenda, el día que el árbol termine de romper la tumba, el vampiro será libre de nuevo para cobrar venganza.


4.- Santa Inocencia (la niña de la catedral).


Santa Inocencia fue una doncella romana perseguida y asesinada por haberse convertido al cristianismo. Su cuerpo fue embalsamado y enterrado en unas catacumbas hasta que años más tarde, fue autenticada como reliquia y vendida por el Vaticano, pasando por varios dueños y templos hasta finalmente llegar a la catedral de Guadalajara.


Del cuerpo de Santa Inocencia solo se conservan las manos y un cofre con tierra y sangre. El cuerpo que está en catedral es una figura en representación, sin embargo, la leyenda dice que a pesar del paso de los años el cabello y las uñas de Inocencia no han dejado de crecer y no se tiene una explicación a esta situación. Algunos aseguran que la han visto respirar y hace poco un turista grabó un video en el que se puede ver como abre los ojos. ¿Te atreves a visitarla?


5. La mujer de la avenida Lázaro Cárdenas.


La transitada avenida Lázaro Cárdenas ha sido testigo de muchísimos accidentes viales. En el tramo que conecta con la salida a Chapala, se dice que no solo es la imprudencia de los automovilistas lo que provoca los accidentes, sino la aparición de una misteriosa mujer que cruza la calle en medio de la noche. Hay personas que logran esquivarla, para después darse cuenta de que la mujer ha desaparecido.


Existen quienes han descrito como atropellan a la mujer, pueden sentir bajo las llantas de su coche como el cuerpo se despedaza y el auto brinca mientras pasa sobre la mujer, pero cuando se detienen para inspeccionar el accidente no encuentran nada. 


La famosa mujer de la avenida Lázaro Cárdenas ha cobrado decenas de vidas y quienes han vivido para contar la historia aseguran que se ve como una mujer común, que sale de la nada y cruza la avenida con toda la intención de causar accidentes. Algunos creen que es una mujer asesinada por esa zona que busca venganza.


Si bien sabemos que todo depende del cristal con que se mire, estas leyendas nos dan escalofríos y nos hacen creer en el más allá.